Individual

by Nuestros Héroes 10K
Visto: 715

La creación de un plan de carrera es un paso muy importante para progresar en el plano laboral, por eso muchas empresas ofrecen la posibilidad de un plan de carrera para sus empleados una vez que entran a formar parte de la empresa. Para poder crear un plan de carrera hay que establecer unos objetivos realistas partiendo de la autoevaluación.

Hay que tener en cuenta que en la actualidad la responsabilidad de la gestión de un plan de carrera se comparte o se ha traspasado al menos en parte de las empresas a los trabajadores que se encuentran en ellas. No sólo la empresa tiene la responsabilidad de la elaboración de los planes de carrera, pero sí asume un papel importante.

Para crear un plan de carrera profesional es necesario ser consciente de la propia persona, de lo que se es, y de lo que se puede llegar a ser. Es necesario diseñar objetivos y pasos que se deben seguir hacia estos objetivos. Los propios trabajadores pueden diseñar su plan de carrera de cara a la promoción en la empresa.

Un primer paso es valorar la situación laboral actual. Piensa qué aspectos de tu carrera te agradan y cuáles son los que te gustaría cambiar, qué tareas no te gustan o momentos de tu trabajo en los que no disfrutes. Piensa cómo te sientes a nivel general en el trabajo y qué deberías cambiar para estar mejor.

Después es muy importante poder crear una lista con objetivos profesionales, tanto a corto como a medio y largo plazo. Deben ser objetivos reales, teniendo en cuenta las competencias existentes, las habilidades individuales, los intereses, el talento y otros puntos fuertes con los que se cuentan, también teniendo en cuenta las debilidades. Haz una lista con tus metas dentro de la empresa.

Una vez que has determinado los objetivos que se plantean, es necesario asignar un margen de tiempo para cada uno de los objetivos. Algunos requieren un plazo más corto, otros requieren un período a más largo plazo, es necesario saber determinarlos para evitar frustraciones.

En el plan de carrera también debe haber medidas específicas en cuanto a actuaciones que ayuden a la consecución de cada meta que se ha determinado. Algunas de estas medidas pueden ser acciones propias, planes de formación o cualquier otra de las actuaciones que se consideren necesarias para llegar a los objetivos planteados en el momento requerido.